Los Propietarios de viviendas que están atrasados en sus hipotecas pueden reducir significativamente sus pagos mensuales según el Acuerdo conciliatorio.